jueves, 2 de junio de 2016

Importante descubrimiento del señor Jorge Omar Lazarte


  • por Marcos Escobar para el Diario del Juicio
PH Archivo HIJOS (Megacausa Arsenales II - Jefatura II)


Veintiún días han pasado desde el inicio del juicio. Parece una eternidad. No solo por la voluptuosidad de los documentos que son leídos (271 pedidos de elevación a juicio). No es solo la cantidad de hojas, sino su contenido. Las historias que se acercan al libreto de una película de terror, el vocabulario judicial, claramente pensado para no ser entendido por personas corrientes, las dificultades técnicas para comunicarse con los penales de Marcos Paz, Comodoro Py y Ezeiza. Todos elementos que hacen el entrar a la sala, un espacio atemporal. La sensación de nunca haber abandonado la “pecera”, aunque haya pasado una semana desde la anterior audiencia, es recurrente.

Veintiún días han pasado desde la primera audiencia. Tres semanas exactamente.

La del jueves 19 de mayo probablemente sea una que quede guardada en mi memoria. Su corta duración fue algo que, creo, nos dejó bastante sorprendidos. La imposibilidad de mantener una conexión estable con el penal de Marcos Paz, donde se encuentra alojado actualmente el señor Jorge Omar Lazarte, determinó que los jueces pasaran a cuarto intermedio hasta la semana siguiente.

Empezamos la siguiente audiencia con el deleite de saber que la videoconferencia con los imputados era finalmente viable.

El señor Lazarte fue el cuarto imputado que decidió hacer uso de su derecho a realizar una declaración defensiva. Derecho que usó con vehemencia.

Jorge Omar Lazarte llegó al rango de Teniente 1° del Ejército Argentino, cumpliendo funciones como Supervisor Militar del Departamento D2 de la Policía de la Provincia de Tucumán a la orden de la V° Brigada de Infantería con asiento en Tucumán, rol que desempeñó entre el 16 de noviembre de 1.974 y el 12 de diciembre de 1.975. En tal función controlaba la totalidad de la estructura policial de inteligencia de Tucumán, teniendo de esta manera un dominio de la ejecución del “Operativo Independencia”, o sea, ocupaba una posición de control del aparato criminal. Acciones durante su función son objeto de la mega causa caratulada (valga la redundancia) “Operativo Independencia”.

Luego de presentar una queja ante el tribunal con motivo de que su rango militar no le era reconocido cuando se dirigían a él o se hacía alusión a su persona, el destituido ex-teniente del Ejército Argentino realizó declaraciones que podríamos enmarcar en esas que se acercan a un libreto de película de terror.

“El Partido  Revolucionario de los Trabajadores tenía ideología marxista-leninista”. Sí, así como usted lo está leyendo. Aunque usted no lo crea, en la audiencia del jueves 26 de mayo por la mañana, el señor Lazarte presentó el fruto de sus investigaciones en su declaración ante los asombrados asistentes. Jueces, fiscales, querellantes, defensores, periodistas y un pequeño grupo de estudiantes, entre los cuales me incluyo, nos quedamos despampanados.

Según mis cálculos, el señor Lazarte debe haber recurrido a algunas de las múltiples declaraciones hechas por Mario Santucho, líder de dicha célula guerrillera. O a alguno de los innumerables libros escritos sobre el PRT-ERP y su accionar en Tucumán. O quizás simplemente una intensa búsqueda en internet. Mis números aproximan una investigación de dos minutos. Cinco con una conexión muy lenta. Posiblemente su experiencia como encargado del “control ideológico de interrogatorios” (crimen por el cual está condenado) le haya sido de gran ayuda.

Después de tamaña investigación histórica, el señor Lazarte, quien ya cuenta con condenas previas, presentó sus hallazgos ante un tribunal totalmente deslumbrado.

Lo que el señor Lazarte no pudo explicar es cómo el carácter ideológico marxista-leninista del PRT-ERP justifica o sirve como atenuante para los 133 casos de violación de domicilio, los 207 casos de privación ilegítima de la libertad, los 175 casos de aplicación agravada de torturas, los 88 casos de homicidio triplemente agravado y la participación en delitos sexuales en perjuicio de 11 víctimas de los que se lo imputa.

4 comentarios: