martes, 2 de agosto de 2016

Viernes 29 de julio: Una familia atravesada por el terrorismo de estado

  • por Erika Leiva y Sofía Romera Zanoli para el Diario del Juicio
PH Elena Nicolay



El pasado viernes 29 de julio el Tribunal Oral Federal (TOF) de Tucumán, que lleva adelante la megacausa Operativo Independencia (#MegacausaOI) escuchó el horror y la destrucción a la  cual fueron sometidos los Bulacio, una familia atravesada por el terrorismo de estado durante los años 70.

La madrugada del  8 de enero de 1975 diez personas con la cara cubierta y fuertemente armadas, irrumpieron violentamente en la casa de Tomás Ángel Bulacio, en el Ex Ingenio Lules.  Tomás Ángel se encontraba junto a su esposa Lidia Rosa Espeche y sus dos hijos Sergio Darío y  Ángel Fabián, y luego de propinarle un golpe en la cabeza y amenazar con matar a sus hijos se lo llevaron secuestrado. Aún continúa desaparecido, señala el requerimiento de elevación a juicio de la causa Operativo Independencia.

Tomás Ángel tenía 27 años, era militante del Partido Justicialista y trabajaba en la Municipalidad de Lules. Además de él fueron secuestrados 4 (cuatro) de sus  hermanos, entre ellos Pascuala del Valle Bulacio  (fallecida),  también víctima en el juicio,  ya que denunció que fue detenida e interrogada sobre las actividades de su hermano.

“La mayoría de los hermanos de mi padre fueron secuestrados y torturados y nunca más pudieron vivir juntos”, declaró Ángel Bulacio (hijo) ante el tribunal. El testigo recordó que estaba por cumplir 4 años cuando se lo llevaron a su padre “aparecieron encapuchados, se escuchaban gritos y llantos.

Luego su hermano Sergio Darío Bulacio,  relato con notable emoción y tristeza la dura experiencia vivida durante  su niñez “nos tuvimos que separar,  porque nos iban a venir a buscar a nosotros también.  A mi hermano se lo llevó mi tía y yo me quedé con mi mamá”, recordó.

Sumado al sufrimiento que les generaba, a su hermano y a él,  ser tildados en la escuela como “hijos de preso político”, Sergio Darío indicó, que se  enteró lo que le había sucedido a su padre hace 3 o 4 años atrás, a través de un diario de la provincia donde un testigo contaba que lo vio a Ángel Tomás “tirado sobre una chapa en la Escuelita de Famaillá muerto, desnudo, sin uñas, ni ojos y parte de su cuerpo quemado”.

El último en testificar fue Carlos Gabino Bulacio (hermano de Pascuala y Tomas Ángel) “A mí se me acusaba de que le había dado un arma a un muchacho que estaba en la organización de la ERP, pero no hice eso”, dijo Carlos, quien fue detenido junto a sus hermanos con algunas horas de diferencia y llevado a la Jefatura de Policía y luego a la Escuelita de Famaillá donde fue fuertemente torturado.

También detalló que Pascuala estuvo detenida por más de un mes, y fue liberada en un tramo de la ruta 38, quedando con secuelas psicológicas; “ella estaba temerosa, perdida, como dopada, todo la asustaba”, precisó.

Las audiencias por la megacausa Operativo Independencia continuarán el jueves 4 de agosto  a las 9hs con la presencia de nuevos testigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario