martes, 18 de noviembre de 2014

"Dijimos Nunca Más y nos dieron genocidas en libertad"

  • por Jorgelina Cayo (estudiante de Cs. de la Comunicación) para el Diario del Juicio


 

 Fotografía: Mikaela Domínguez


La frase es una de las tantas que se escuchó en la mañana del martes 18 de Noviembre, cuando para repudiar la decisión de la Cámara de Casación Penal en relación a los genocidas juzgados y sentenciados en la Megacausa, se llevó a cabo una protesta por parte de familiares de detenidos y desparecidos, organismos de Derechos Humanos y diferentes organizaciones políticas y sociales. La manifestación tuvo lugar afuera del Tribunal Oral Federal, en donde se repudió la medida de Casación y reclamó que los juzgados y condenados en el juicio cumplan su condena en cárcel común.
La Cámara de Casación Penal de La Nación favoreció, por voto mayoritario de los jueces, a 34 de los 37 ex militares y policías juzgados y sentenciados en el Juicio de la Megacausa Arsenales II – Jefatura II. A dichos genocidas se les otorgó el beneficio de prisiones domiciliarias, anulando la imposición de cárcel común resuelta por el Tribunal Oral Federal de Tucumán.
Entre los presentes se encontraba Marta Rondoletto, miembro de la Fundación Memorias e Identidad de Tucumán, quien se manifestó preocupada no solo por lo que significa esta medida para la sociedad en general, sino  fundamentalmente para los testigos que prestaron declaración en la Megacausa, señalando a esos genocidas que cometieron los crímenes aberrantes y que hoy se encuentran en sus casas. “El arresto domiciliario no es garantía suficiente” sostuvo Rondoletto.
En la nutrida manifestación, se observó la presencia de manifestantes de diferentes edades que apoyan la lucha incesante que aún llevan a cabo los familiares y organismos de derechos humanos. Se colgaron fotografías de los condenados para que la sociedad conozca sus rostros y sepan que cometieron delitos de lesa humanidad en el contexto del genocidio.
La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, la fiscalía  y los querellantes en la causa reclamaron que se revea cuanto antes la decisión.

Más de 30 años de lucha por justicia y verdad. Más de 30 años esperando que los responsables cumplan con las condenas correspondientes que merecen. La lucha continua fervientemente porque…”a dónde vayan los iremos a buscar”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario